latiendamiga

Jugar con Curiosidad e Ingenio

Jugar con Curiosidad e Ingenio

Publicado el

Si has leído algo de mi historia, verás que siempre me ha gustado jugar y que en el juego, además de una manera de disfrutar, veo un componente educativo y una forma de relacionarme con lo que me rodea.

Una de las formas favoritas de pasar el tiempo, es mirar algo e intentar darle un uso distinto al que tiene. A veces, cojo una cosa y la pongo en todas las posiciones posibles, intentando ver algo que se me escapa.

Muchas de las personas que me conocen suelen etiquetar esta forma de hacer como una mania poco productiva, pero no es más que una etiqueta. He colaborado con equipos de desarrollo en algunos proyectos muy complejos y este tipo de enfoque ha dado buenos resultados. También he tenido críticas muy constructivas acerca de este planteamiento.

La mayoría de las veces busco modelos construidos tratando de encontrar una línea afín con el proyecto que estoy desarrollando o con el reto al que me estoy enfrentando. No suelo encontrar algo con una solución definitiva para lo que necesito pero suelo aprender algo, siempre se aprende algo simplemente con comparar puntos de vista.

Una de las cosas que me ayuda a encontrar soluciones es la meditación. Con esto no quiero decir que las soluciones vengan cuando me sumerjo en la meditación. Lo que trato de decir es que al meditar voy ampliando mi parcela de conciencia y encontrando en esa ampliación nuevas sensaciones y modos de hacer que me llevan a desarrollar soluciones y respuestas para los asuntos en los que me encuentro inmerso.

En ocasiones me encuentro en debates profesionales en los que escucho como alguna persona intenta aferrarse desesperadamente a su zona de comfort, me produce mucha tristeza, en el sentido de la cantidad de experiencias que está perdiendo por no abrir su mente a la frescura del cambio y lo que podría encontrar si cantidad de caminos diferentes que encontraría si orientarse esa energía en otra dirección.

Casi nadie desea que las cosas cambien, en general, tanto en mi entorno personal como profesional, y es por esto que me considero distinto, en el sentido de afortunado. Hay cosas que me gustan y no quiero cambiarlas, sigo conservando el trato con algunas personas fuera de mi familia a las que recuerdo desde los primeros momentos de mi vida, a veces guardo algún recuerdo por que me parece especialmente entrañable, pero no por eso dejo de ver que la vida es constante cambio. Pero sobre todo me siento afortunado de poder seguir jugando con curiosidad e ingenio, por que eso es lo que le aporta a mi vida frescura e interés.

Cada vez que comienzo algo nuevo, o ante los problemas de salud, prefiero ver una oportunidad que una batalla en la que hay que perder algo. Es cierto que la vida tiene malos momentos, algunos muy malos y que algunas pérdidas son difíciles de encajar, pero incluso en esos momento me planteo por qué ha ocurrido esto. Este es mi juego, la vida es un juego y tengo que aprovechar al máximo.

Mientras siga con la capacidad de seguir jugando con curiosidad e ingenio se que podré seguir creando cosas nuevas, resolviendo problemas complejos y encontrando oportunidades donde otras personas ven problemas. Pero esto es solo una faceta. Lo mejor de todo es que tengo la sensación de que seguiré creciendo como persona.

envía un mail

Enviar mensaje

Tenemos que utilizar cookies. Puedes saber más acerca de esto en nuestra política de privacidad.